¿Qué representan las siete mujeres de Isaías 4:1?

BibleAsk Spanish

“Echarán mano de un hombre siete mujeres en aquel tiempo, diciendo: Nosotras comeremos de nuestro pan, y nos vestiremos de nuestras ropas; solamente permítenos llevar tu nombre, quita nuestro oprobio” Isaías 4:1.

El mensaje de Isaías 3:16 a 4:1 fue originalmente dirigido al pueblo de Jerusalén que vivía en la época del profeta. Durante tiempos de guerra, los hombres eran llevados al cautiverio o morían. Esto provocaba que el número de mujeres aumentara en comparación con los hombres.

Luego, las mujeres apelaban a los pocos hombres que quedaban para que se casaran con ellas. Varias de estas mujeres buscaban a un hombre pidiendo protección y apoyo como lo podría proporcionar un matrimonio. Declaraban su voluntad de trabajar por su propia comida y ropa, que normalmente es responsabilidad de los hombres (Éxodo 21:10).

Isaías 4:1 se aplica directamente a la iglesia de hoy. Las «siete mujeres» representan a los cristianos nominales, y «un hombre», a Cristo. Estas mujeres (iglesias) se aferran al cristianismo, no con sinceridad (Mateo 25:1–13), sino de manera superficial, hipócrita y solo para beneficio personal. Las “siete mujeres” pueden referirse también a grupos religiosos en el cristianismo que tienen “apariencia de piedad” pero niegan “la eficacia de ella” (2 Timoteo 3:5). No hay una verdadera esencia de espiritualidad en ellos.

Las “siete mujeres” proponen “comer” su “propio pan” (seguir las tradiciones de los hombres) en lugar de aceptar la verdad de Cristo, el “verdadero pan del cielo” (Juan 6:32), y “llevar” su “propia ropa”, los “trapos de inmundicia” de Isaías 64:6, en lugar del manto perfecto de la justicia de Cristo (Mateo 22:11–12). Así aplicado, Isaías 4:1 enfatiza el valor de la sinceridad en la vida religiosa, en oposición a la farisaica y la hipocresía.

Por lo tanto, Jesús aconseja a estos cristianos: “Te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas” (Apocalipsis 3:18). Aquí, el oro representa la fe y el colirio representa la gracia de Dios que permite al cristiano distinguir entre la verdad y el error y proporciona el poder para vivir una vida justa.

En Su servicio,
Equipo BibleAsk

More Answers: