¿Cuál es la diferencia entre el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo?

Total
0
Shares

This answer is also available in: English العربية Français हिन्दी

Padre, Hijo y Espíritu Santo

Con respecto a la diferencia entre el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, el teólogo John Wesley dijo: “Tráeme un gusano que pueda comprender al hombre, y entonces yo te enseñaré un hombre que pueda comprender al Dios triuno.” El estudio de Dios es el tema más elevado que cualquier ser humano puede intentar comprender. Debido a que Dios es infinito en poder, presencia y conocimiento, este campo de estudio simplemente está más allá del entendimiento total del hombre (Isaías 55:9).

La Deidad consiste en el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo (Tito 2:13; Hechos 5: 3, 4). Estos tres están perfectamente unidos en su objetivo de salvarnos y sostenernos (1 Juan 5:7; Hebreos 9:14) pero también mantienen roles distintos (2 Corintios 13:14). Teniendo en cuenta lo difícil que puede ser comprender este misterio, puede ser útil considerar al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo como una sola cuerda con tres hilos unidos.

Este componente adicional de complejidad da razón al hecho de que no podemos comprender completamente el concepto de la Deidad. Este término es solo una palabra que se ha incorporado para tratar de comprender este principio manifestado.

El Padre

El amor de Dios por los pecadores lo llevó a sacrificar a Su Hijo unigénito, Jesucristo, para salvar a la humanidad de la muerte (Romanos 5: 8). Es la esencia del amor sacrificarse por los demás (Juan 3:16). Por esta razón, Jesús enseñó que los creyentes deben venir directamente al Padre en Su nombre reconociendo Su don infinito de amor (Hebreos 4:16; Juan 14:16).

El Hijo

Después de Su gran sacrificio en la cruz, Cristo ahora sirve como nuestro gran sumo sacerdote en el santuario celestial (Hebreos 8: 1, 2; 4:14). El Padre escucha las oraciones de los creyentes y les concede los méritos y la gracia de Cristo para ser justos ante Él. Cristo es el único camino al cielo. No hay otro medio de salvación (Hechos 4:12; 1 Timoteo 2: 5).

El Espíritu Santo

Las bendiciones que Dios otorga a sus hijos provienen del ministerio del Espíritu Santo. Porque Él habla (Hechos 8:29), enseña (2 Pedro 1:21), guía (Juan 16:13), testifica (Hebreos 10:15), consuela (Juan 14:16), ayuda (Juan 16: 7, 8) y apoya (Juan 14:16, 17, 26; 15: 26-27). El Espíritu Santo también puede ser contristado (Efesios 4:30).

Los roles del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo todavía se unen en una misión para salvar a la humanidad. Todavía hay otro componente agregado a esta cuerda y es un orden de autoridad, por así decirlo. El Padre es la cabeza (1 Corintios 3:23; 1 Corintios 11:3) pero esto no disminuye de ninguna manera la divinidad de Jesús y el Espíritu Santo. El Hijo recibe constantemente Su gloria, poder, trono y prerrogativas del Padre (Juan 3:35; Juan 5:22) y vive para glorificar al Padre. Y el Espíritu vive para glorificar al Padre y al Hijo (Juan 17:1, 5; Juan 16:14; Juan 13:31, 32).

En Su servicio,
BibleAsk Team

This answer is also available in: English العربية Français हिन्दी

Subscribe to our Weekly Updates:

Get our latest answers straight to your inbox when you subscribe here.