¿Quién en la Biblia no devolvió mal por mal?

This post is also available in: English (Inglés) हिन्दी (Hindi) മലയാളം (malayalam)

Pregunta: ¿Puedes dar algunos ejemplos de la Biblia de aquellos que no devolvieron mal por mal?

Respuesta: La Biblia enseña que el cristiano no debe pagar mal por mal, sino vencer “con el bien el mal” (Romanos 12:21). Al ser amable y bueno con tu enemigo, tú “amontonarás ascuas sobre su cabeza” y se avergonzará (Proverbios 25:21, 22).

Jesús

El principal ejemplo de no devolver mal por mal es el de Jesús nuestro Señor. Cuando los romanos y los judíos lo crucificaron, oró por ellos diciendo, “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” (Lucas 23:34). Jesús no les dio a sus enemigos la venganza que merecían, sino que los trató con amor y misericordia. Es la bondad, la paciencia y la longanimidad de Dios lo que lleva a los hombres al arrepentimiento (Romanos 2:4).

Esteban

Siguiendo el ejemplo de Cristo fue el primer mártir de la iglesia cristiana, Esteban, quien también oró por el perdón de los que lo apedreaban (Hechos 7:59). Al rogar por ellos, reveló cuán completamente había adquirido el espíritu perdonador que había caracterizado a su Maestro.

Pablo

Pablo manifestó un amor similar hacia los judíos de su época que lo perseguían: “Porque deseara yo mismo ser anatema, separado de Cristo, por amor a mis hermanos, los que son mis parientes según la carne” (Romanos 9:3). Él no pagó mal por mal.

David José y Moisés

En el Antiguo Testamento, José no buscó venganza de sus hermanos que lo vendieron como esclavo, sino que los perdonó, les perdonó la vida y los bendijo con favor y paz en la tierra de Egipto (Génesis 50:15-21). También, Moisés suplicó por la salvación de los israelitas que le causaron gran dolor y angustia. Moisés le pidió a Dios que salvara a los israelitas o que borrara su propio nombre del libro celestial (Éxodo 32:32).

David

Otro ejemplo es el de David, que tuvo la oportunidad de vengarse del rey Saúl que quería matarlo. Un día, David encontró a Saúl durmiendo en una cueva y aunque lo instaron a matarlo, decidió no hacerlo (1 Samuel 24).

Infligir venganza es un signo de debilidad, no de fuerza. El cristiano que está siendo transformado a la imagen de Dios (Romanos 12:2) no devolverá mal por mal, sino que mostrará en el buen trato a sus enemigos que su carácter se está volviendo más como el carácter de Dios, que es amor (1 Juan 4:8).

En Su servicio,
BibleAsk Team

This post is also available in: English (Inglés) हिन्दी (Hindi) മലയാളം (malayalam)

More answers: