¿Qué significa la frase “tierra santa”?

Total
0
Shares

This answer is also available in: English

Tierra Santa

La frase “tierra santa” se encuentra dos veces en la Biblia, una en el Antiguo Testamento y otra en el Nuevo. En el Antiguo Testamento, nos encontramos con esta frase en la narración cuando Moisés cuidaba el rebaño de Jetro su suegro y condujo el rebaño a Horeb, el monte de Dios. Entonces, el Ángel del Señor se le apareció en una llama de fuego en medio de una zarza. Moisés vio que la zarza ardía con fuego, pero la zarza no se consumía. Y Dios lo llamó desde en medio de la zarza y dijo: “No te acerques; quita tu calzado de tus pies, porque el lugar en que tú estás, tierra santa es” (Éxodo 3:5).

La práctica de quitarse los zapatos antes de entrar en un templo o incluso en casas particulares era una costumbre universal en el Medio Oriente. Dado que los zapatos o las sandalias llevan polvo e impurezas, los reverenciales orientales consideraban un sacrilegio entrar en un lugar limpio o sagrado con los zapatos puestos. Entonces, el Señor le pidió a Moisés que se quitara los zapatos.

El lugar donde estaba Moisés era tierra santa, no porque fuera un santuario antiguo o un lugar sagrado previamente desconocido para él, sino por la presencia de Dios. Moisés ni siquiera miró a Dios (Éxodo 3: 6). Porque “Dios es un fuego consumidor” (Deuteronomio 4:24) y nadie puede verlo y vivir (Éxodo 33:20).

En el Nuevo Testamento, el incidente de Éxodo 3: 5 se menciona nuevamente en Hechos 7:33 por Esteban, quien fue convocado por el Sanedrín para responder a la acusación de blasfemia. Esteban les narró la historia de los tratos de Dios con su pueblo y su gran paciencia y misericordia hacia su nación rebelde. Esteban usó la experiencia de Moisés para mostrar que la presencia de Dios no se limitaba al templo de Jerusalén (Éxodo 3: 5). Desafortunadamente, su fiel testimonio y defensa de Dios enfureció a los líderes religiosos judíos y lo apedrearon (Hechos 7:57).

La santidad de Dios

La Biblia declara que Dios es santo (Salmo 99:9). Los ángeles que rodean su trono, impresionados por la extraordinaria perfección de su carácter, claman: “Santo, santo, santo, Señor Dios Todopoderoso” (Apocalipsis 4:8 e Isaías 6:3). Dios reveló esta escena a sus profetas, para que mantuvieran constantemente su carácter divino ante el pueblo, para que se sintieran animados a dejar sus pecados y aspirar igualmente a la santidad.

El Señor ordenó a su pueblo diciendo: “Sed santos, porque yo soy santo” (1 Pedro 1:16; Levítico 11:44; 19:2; 20:7). El Todopoderoso desea que sus hijos sean puros y sin mancha. Él los llama a arrepentirse de sus pecados y vivir “santos y sin mancha delante de él” (Efesios 1:4).

Aunque el Señor vive en una gloria inaccesible, Él declara: “Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados” (Isaías 57:15). Qué pensamiento tan seguro, que Aquel que es tan grande como Dios condesciende a vivir en el corazón de los hombres por la fe (Efesios 3:17). Aunque los seres humanos puedan ser insignificantes en sus propios ojos, es su privilegio recibir el amor y la presencia de Dios.

En Su servicio,
BibleAsk Team

This answer is also available in: English

Subscribe to our Weekly Updates:

Get our latest answers straight to your inbox when you subscribe here.

You May Also Like