¿Qué es el Miércoles de Ceniza?

Author: BibleAsk Spanish


El Miércoles de Ceniza es el primer día del tiempo de Cuaresma. La Cuaresma es un tiempo en el que algunos cristianos se preparan para la Pascua, observando un período de ayuno, arrepentimiento y disciplina espiritual. Ocurre 46 días (40 días de ayuno, si se excluyen los seis domingos, que no son días de ayuno) antes de Pascua y puede caer tan pronto como el 4 de febrero o tan tarde como el 10 de marzo. Según los evangelios de Mateo, Marcos y Lucas, Jesucristo pasó 40 días ayunando en el desierto, donde soportó la tentación del diablo. La Cuaresma se originó como un reflejo de este hecho.

El Miércoles de Ceniza y la Cuaresma son observados por la mayoría de los católicos y algunas denominaciones protestantes. La Iglesia Católica afirma que el Miércoles de Ceniza enfatiza dos temas: la pecaminosidad del hombre y la mortalidad humana. El Miércoles de Ceniza deriva su nombre de la práctica de bendecir las cenizas. Los participantes llevan la señal de la cruz frotada con cenizas en la frente. Es tradicional guardar las ramas de palma del servicio anterior del Domingo de Ramos para quemarlas y producir cenizas para este servicio. A veces se da una pequeña tarjeta o un pedazo de papel para que los adoradores puedan escribir sus pecados. Luego, los papeles se queman con ramas de palma, lo que significa la limpieza del corazón.

La Biblia registra relatos de personas en el Antiguo Testamento que usaban polvo y cenizas como símbolos de arrepentimiento y/o luto (2 Samuel 13:19; Ester 4:1; Job 2:8; Daniel 9:3). La gente se humilló ante el Señor al arrepentirse de sus pecados. Pero las escrituras nunca mencionan el Miércoles de Ceniza y la Cuaresma. Los cristianos deben arrepentirse de sus pecados todos los días del año y no solo el Miércoles de Ceniza y durante la Cuaresma. Y simplemente pasar por las ceremonias y rituales no tiene efecto en la purificación del alma del pecado.

Además, Jesús enseñó, “Cuando ayunéis, no seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro, para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto” (Mateo 6:16-18). El mandato de Jesús de “lavarse el rostro” va en contra de la práctica de frotarse la cara con ceniza el Miércoles de Ceniza.

Además, algunos han llegado a creer erróneamente que participar en el Miércoles de Ceniza tiene un valor “sacramental” para obtener el favor de Dios. Estas ceremonias no deben hacerse para expiar pecados o ganar el amor del Señor. El amor de Dios por nosotros no podría ser mayor de lo que ya es (Juan 3:16; Juan 15:13). Y la Biblia enseña que la gracia no se puede ganar. “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios” (Efesios 2:8).

En Su servicio,
BibleAsk Team

Leave a Comment