¿Qué enseña la Biblia sobre la poligamia?


La monogamia: el plan de Dios

Aunque la poligamia se practicaba en la antigüedad, la Biblia presenta la monogamia como el ideal de Dios para el matrimonio. La Biblia dice que la intención original de Dios era que un hombre se casara con una sola mujer. “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne” (Génesis 2:24).

En Deuteronomio 17:14-20, Dios dice que los reyes no debían multiplicar esposas (ni caballos ni oro): “Pondré un rey sobre mí, como todas las naciones que están en mis alrededores; ciertamente pondrás por rey sobre ti al que Jehová tu Dios escogiere; de entre tus hermanos pondrás rey sobre ti; no podrás poner sobre ti a hombre extranjero, que no sea tu hermano. Pero él no aumentará para sí caballos, ni hará volver al pueblo a Egipto con el fin de aumentar caballos; porque Jehová os ha dicho: No volváis nunca por este camino. Ni tomará para sí muchas mujeres, para que su corazón no se desvíe; ni plata ni oro amontonará para sí en abundancia.” Este fue el mandato de Dios, y él nunca lo ha cambiado. Lamentablemente, los hombres no obedecieron el plan original de Dios.

La poligamia nunca tolerada en la Biblia

Cuando Salomón desobedeció el plan de Dios y tomó muchas esposas, pecó y se descarrió. “Y cuando Salomón era ya viejo, sus mujeres inclinaron su corazón tras dioses ajenos, y su corazón no era perfecto con Jehová su Dios, como el corazón de su padre David” (1 Reyes 11:4). Qué lástima que un hombre que había comenzado tan bien en su juventud cometiera un error tan triste en sus últimos años. Él, que había sido amo de los hombres, ahora se convirtió en esclavo del pecado. Pero más tarde en su vida, Salomón se arrepintió y volvió al Señor con todo su corazón.

La poligamia fue una desviación de la institución divina que Dios ordenó. Muchos de los patriarcas tomaron más de una esposa pero no por mandato de Dios. Abraham, por recomendación de Sara, tomó a su sierva Agar. Jacob fue engañado por Labán para que tomara primero a Lea y luego a Raquel. ¡Estos patriarcas ciertamente no fueron bendecidos por ello! De hecho, todos los polígamos de la Biblia como David y Salomón (1 Crónicas 14:3) fueron castigados y tuvieron que cosechar las semillas de su desobediencia.

Dios nunca condonó la poligamia, pero al igual que el divorcio, fue tolerada pero nunca con la aprobación de Dios. Jesús les dijo a los judíos, “Por la dureza de vuestro corazón Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres; mas al principio no fue así” (Mateo 19:3-8). Las Escrituras siempre han ordenado la monogamia (Salmos 128:3; Proverbios 5:18; 18:22; 19:14; 31:10-29; Eclesiastés 9:9).

En Su servicio,
Equipo BibleAsk

Leave a Comment