BibleAsk Spanish

¿Qué dice la Biblia sobre la cremación?

Cremación

La cremación es un método de disposición final de un cuerpo humano a través de la quema. Puede servir como ceremonia funeraria o post-funeral y como alternativa al entierro. La cremación se practicaba en la antigüedad, pero no se practicaba en el Antiguo o Nuevo Testamento excepto en raras ocasiones (Levítico 20:14; 1 Samuel 31:11-13; Amós 6:10).

Los entierros en el Antiguo Testamento

Según la práctica bíblica, los cuerpos de los difuntos no eran cremados sino enterrados bajo tierra o en cuevas (Génesis 23:19; 35:19; 2 Crónicas 16:14; Mateo 27:60-66). Por ejemplo, Dios enterró al mismo Moisés (Deuteronomio 34:5-8; Judas 1:9). Además, Abraham compró el primer cementerio familiar registrado en la Biblia, y muchos de los miembros de su familia fueron enterrados allí (Génesis 15:15; 23:1-20; 25:9-10; 35:8,19,29; 47: 29-31; 49:28-33; 50:1-14).

En cuanto a José, el quiso que sacaran sus huesos de Egipto para que pudieran ser enterrados en Canaán, aunque su cuerpo embalsamado estuvo en un ataúd durante unos 200 años hasta el Éxodo (Génesis 50:24-26; Éxodo 13:19; Josué 24:32). El rey David fue enterrado, y la ubicación de su tumba aún era bien conocida 1,000 años después en Jerusalén (I Reyes 2:10; 11:43; Hechos 2:29; 13:36).

Los entierros en el Nuevo Testamento

De manera similar, hay muchos ejemplos de los entierros de los muertos en el Nuevo Testamento (Lucas 16:22; Mateo 8:22; 27:1-10,57-60; Juan 11:33-44; Hechos 5:1-11; 8 :2). Jesucristo mismo fue sepultado. Aunque Su cuerpo había sido destrozado y no hubo funeral, aun así se tomaron el tiempo para preparar Su cuerpo para el entierro (Isaías 53:9; Mateo 27:57-60; Marcos 15:43-46; Lucas 23:50- 53; Juan 19:38-42; Hechos 13:29).

¿Resucitará Dios a las personas cremadas?

Si bien el método destacado en la Biblia es el entierro, no ordena específicamente que no se lo incinere. Algunos rechazan la cremación con el argumento de que los cuerpos descompuestos de quienes han sido cremados no podrán resucitar.

Dios puede hacer cualquier cosa. Y Él ciertamente puede resucitar al justo, que ha sido incinerado, y darle la vida eterna (Juan 1:12). Jesús declaró, “Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá” (Juan 11:25). El que lo acepta recibe vida (1 Juan 5:11, 12) y tiene asegurada una futura resurrección (1 Tesalonicenses 4:15-18).

El apóstol Pablo declaró: “He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria. ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?” (1 Corintios 15:50-55).

Dios creó a Adán del polvo de la tierra (Génesis 2:7). Y Él puede recrear los cuerpos cremados del polvo de la tierra en el Día de la resurrección. Porque el Señor es Omnipotente (Job 42:2). Y con Él “todo es posible” (Mateo 19:26).

Busca la sabiduría de Dios

Un individuo que está pensando en ser cremado, debe orar por sabiduría. El Señor prometió, “Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada” (Santiago 1:5). Por lo tanto, en este asunto sigue la guía del Espíritu Santo y el Señor te guiará a la mejor decisión.

En Su servicio,
Equipo BibleAsk

More Answers: