¿Qué dice la Biblia sobre la adoración de ídolos?

Total
0
Shares

This answer is also available in: English हिन्दी

El segundo mandamiento

Acerca de la adoración de ídolos, el Señor ordenó: “No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos” (Éxodo 20:4-6).

La adoración de los ídolos

La advertencia contenida en el segundo mandamiento muestra claramente la actitud de Dios hacia la adoración de ídolos. Dios considera tal adoración como un insulto directo a sí mismo. El Señor no compartirá la reverencia y obediencia de Su pueblo con ninguna otra entidad o cosa (Éxodo 34:12 –16; Josué 24:19). Jesús dijo: “Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro” (Mateo 6:24).

Reverenciar y adorar a los ídolos es una clara violación del mandato de Dios. Equivale al mandato de no asesinar, por ejemplo. Dios siempre lo ha considerado con especial odio más que cualquier otra cosa. Es una fuente de agravio para él. Él dijo, “Destruiré vuestros lugares altos, y derribaré vuestras imágenes, y pondré vuestros cuerpos muertos sobre los cuerpos muertos de vuestros ídolos, y mi alma os abominará” (Levítico 26:30; 1 Corintios 6:9; Apocalipsis 21:8; 22:15).

Un Dios celoso

Para mostrar su amor por su pueblo, el Señor usa el símbolo del matrimonio (Jeremías 6:2; 2 Corintios 11:2). Los profetas compararon la veneración o adoración de ídolos con el adulterio (Oseas 4: 12-15; 8:14; 9: 1, 15, 17). Dios, como el esposo de Su pueblo, desea que Su esposa (la iglesia) sea completamente Suya, y está muy celoso de aquellas cosas que le roban su amor. Ciertamente, ningún creyente que ama genuinamente a Dios permitirá jamás que nada ni nadie despierte Sus celos. Por lo tanto, ningún creyente debe vincularse con algo que sea idólatra por naturaleza.

Ídolos ocultos

Cualquier cosa en la vida de una persona que robe los afectos de Dios y los fije en otros seres o cosas es una clara transgresión de la ley de Dios. Cualquier amor excesivo a la familia, las posesiones, la fama y el éxito, que lleve a uno a dedicar tiempo o preocuparse por esas cosas hasta tal punto que se descuide el amor de Dios, es de naturaleza idólatra y merece el disgusto de Dios (Mateo 10: 37– 39 también Lucas 14:26).

En Su servicio,

BibleAsk Team

This answer is also available in: English हिन्दी

Subscribe to our Weekly Updates:

Get our latest answers straight to your inbox when you subscribe here.

You May Also Like

¿Cómo considera Dios los Diez Mandamientos?

Table of Contents Los Diez MandamientosJesús guardó los Diez MandamientosEl amor – El fundamento de la ley de DiosLa ley de Dios contra la ley del hombre This answer is…