¿Fue la alimentación de los 5,000/4,000 con pescado crudo o cocido?

Author: BibleAsk Spanish


La Biblia no dice explícitamente si el pescado estaba crudo o cocido. Sin embargo, existen algunas pistas que dan a entender cuál pudo haber sido su estado.

La alimentación de los 5,000

Esta historia en realidad se encuentra en los cuatro evangelios, lo que la convierte en una historia bastante significativa. En el relato de Juan se menciona un detalle que puede indicar la preparación del pescado.

Aquí está un muchacho, que tiene cinco panes de cebada y dos pececillos; mas ¿qué es esto para tantos?(Juan 6:9).

Comenzó con un niño pequeño ofreciendo su comida de cinco panes y dos pescados pequeños. Esta fue probablemente una comida preparada para él desde su casa para más tarde en el día. Siendo tarde en este punto, (Mateo 14:14), implica que el pescado fue cocinado de alguna manera para evitar que se pudriera.

La alimentación de los 4,000

En la historia de la alimentación de los cuatro mil, hay otra pista de que el pescado de esta historia había sido preparado de tal manera que duraría más tiempo.

Jesús había estado sanando a la multitud durante tres días. Él no quiso despedir a la gente con hambre (Mateo 15:32) así que le pidió a sus discípulos por algún alimento para servir: “¿Cuántos panes tenéis? Y ellos dijeron: Siete, y unos pocos pececillos” (Mateo 15:34).

Estos pescados probablemente fueron cocinados de tal manera que todavía eran comestibles después de estar con ellos durante tres días. El método probable habría sido ahumar y secar el pescado. Esto lo convertiría básicamente en un tipo de cecina, que podría durar varios días. El pescado ahumado es un medio de preparación del pescado en la cocina judía, lo que lo hace probable.

Ejemplo

Jesús mismo dio un ejemplo de cómo cocinar pescado con sus discípulos, lo que hace posible que el pescado mencionado anteriormente haya sido cocinado. “Al descender a tierra, vieron brasas puestas, y un pez encima de ellas, y pan… Les dijo Jesús: Venid, comed. Y ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle: ¿Tú, quién eres? sabiendo que era el Señor” (Juan 21:9, 12).

La lección en estas historias

Las historias de la multiplicación de los alimentos muestran que aunque la posesión de los creyentes no parezca ser suficiente para la obra de Dios, si avanzan con fe, creyendo en el poder de Dios que todo lo basta, se abrirán abundantes recursos ante ellos. Si la obra es de Dios, Él mismo proveerá los medios para su realización (Lucas 6:38; 2 Corintios 9:6-11).

En Su servicio,
BibleAsk Team

Leave a Comment