¿Experimentó dolor de parto María durante el nacimiento de Jesús?

This post is also available in: English (Inglés) العربية (Árabe) हिन्दी (Hindi) മലയാളം (malayalam)

María, la madre de Jesús

María fue muy favorecida por el Señor y bendecida entre las mujeres (Lucas 1:28, 42). Desde la primera promesa de un Salvador, que sería de la “simiente” de la mujer (Génesis 3:15; Apocalipsis 12:5), las madres piadosas en Israel esperaban que su primogénito pudiera ser el Mesías prometido. A María se le otorgó este significado y honor especial.

Sin duda alguna, María fue elegida principalmente porque en el tiempo señalado (Daniel 9: 24-27; Marcos 1:15; Gálatas 4:4) su carácter reflejó más de cerca los principios divinos de la maternidad que el de cualquier otra mujer en Israel. Ella era una de los pocos elegidos que estaban “esperando la consolación de Israel” (Lucas 2:25, 38; Marcos 15:43; Hebreos 9:28). Fue esta esperanza la que limpió su vida (1 Juan 3:3) y la preparó para su papel especial.

Dolor de parto

La Biblia dice que María dio a luz a su primogénito (Lucas 2: 7), es decir, dio a luz a Jesús. Los dolores de parto son un proceso natural durante el parto, y esto no fue una excepción con María. No hay ninguna indicación en la Biblia de que María hubiera sido excluida de esto, por lo tanto, podemos concluir que tuvo dolor durante el nacimiento de Jesús.

El proceso de dar a luz se ha asociado con el dolor desde el principio de los tiempos. Después del pecado, el Señor le declaró a la mujer: “Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos…” (Génesis 3:16). María era una mujer y, por lo tanto, la declaración que Dios le hizo a Eva después de que el pecado entró en el mundo se aplica a todas las mujeres.

Más dolor en la crucifixión

A María incluso se le advirtió que continuaría experimentando dolor durante toda la vida de Jesús. Después de que ella y José dedicaron a Jesús en el templo, el Espíritu Santo inspiró a Simeón a decirle, “ y una espada traspasará tu misma alma” (Lucas 2:35). Esta fue una predicción del dolor que traspasó el corazón de María en la cruz (Juan 19:25). Esta fue la primera mención en el Nuevo Testamento del dolor que presagia la pasión de Cristo y que refleja las profecías de Isaías 52:14; 53:12. Además, el hecho de que la declaración de Simeón estuviera dirigida a María parece implicar que José no presenciaría la escena del Calvario.

María, como la mayoría de Israel en ese momento, creía que el Mesías establecería un reino terrenal. Ninguno de los seguidores de Cristo comprendió completamente el hecho de que Jesús vino a salvar a las personas de sus pecados hasta después de Su resurrección. Por tanto, María tuvo un gran dolor y tristeza cuando Jesús murió en la cruz. Pero ella compartió el gozo de Su resurrección como todo lo demás. Por lo tanto, María no se libró del dolor de la maternidad y la feminidad.

En Su servicio,
BibleAsk Team

This post is also available in: English (Inglés) العربية (Árabe) हिन्दी (Hindi) മലയാളം (malayalam)

More answers: