¿Es pecado tener sexo antes del matrimonio?

Total
0
Shares

This post is also available in: English (Inglés) العربية (Árabe) हिन्दी (Hindi)

El Señor creó el sexo como expresión de amor, intimidad, compartir, unidad y procreación entre los esposos. Jesús dijo, “Él, respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo, y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre” (Mateo 19:4-6). Y el Señor también dijo, “Fructificad y multiplicaos” (Génesis 1:22). Así que, el sexo es el regalo de amor y procreación de Dios a una pareja casada.

Antes de que analicemos el sexo en las Escrituras, debemos comprender los significados modernos de las palabras fornicación y adulterio. La fornicación se define como la relación sexual voluntaria entre personas que no están casadas entre sí, lo que incluiría el adulterio. Y el adulterio se define como la relación sexual voluntaria entre una persona casada y una pareja distinta del cónyuge legítimo. Entonces, el sexo antes del matrimonio es fornicación.

La Biblia da muchas referencias que enseñan que el sexo antes del matrimonio es pecado (Hechos 15:20; 1 Corintios 5:1; 6:13, 18; 10:8; 2 Corintios 12:21; Gálatas 5:19; Efesios 5: 3; Colosenses 3:5; 1 Tesalonicenses 4:3; Judas 7).

El sexo fuera del matrimonio es violar el séptimo mandamiento: “No cometerás adulterio” (Éxodo 20:14). Esta prohibición del sexo cubre no solo el adulterio y la fornicación, sino también la impureza de todo acto, palabra y pensamiento (Mateo 5:27, 28). Este es nuestro tercer deber hacia nuestro “prójimo”, respetar y honrar el vínculo sobre el cual se construye la familia, el de la relación matrimonial, que para el cristiano es tan preciosa como la vida misma (Hebreos 13:4).

En 1 Corintios 6:9-10 Pablo dice: “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones… heredarán el reino de Dios”; “pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación” (1 Tesalonicenses 4:3).

Dios mantuvo el sexo dentro del matrimonio para la felicidad y el bienestar de la familia. La abstinencia antes del matrimonio salva vidas, protege a los bebés y da a las relaciones sexuales la belleza, el respeto y el valor adecuados.

En Su servicio,
BibleAsk Team

This post is also available in: English (Inglés) العربية (Árabe) हिन्दी (Hindi)

Subscribe to our Weekly Updates:

Get our latest answers straight to your inbox when you subscribe here.

You May Also Like