¿Cuáles son los requisitos para recibir el don del Espíritu Santo?

This post is also available in: English (Inglés) العربية (Árabe) हिन्दी (Hindi)

Recibimos el Espíritu Santo cuando aceptamos y seguimos al Señor Jesucristo (Juan 3:5-16). Ser “nacido de agua y del Espíritu” equivale a “nacer de nuevo”, es decir, “de lo alto” (Juan 3:3).

La Biblia explica claramente los requisitos simples para recibir el don del Espíritu Santo:

  1. Pedir: “Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?” (Lucas 11:13).
  2. Obedecer a Dios: “Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen” (Hechos 5:32). Jesús dice, “Si me amáis, guardad mis mandamientos. Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre:el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros” (Juan 14:15-17). Los que nacen de lo alto tienen a Dios como su Padre y se asemejan a Él en carácter (1 Juan 3:1–3; Juan 8:39, 44). De ahora en adelante, aspiran, por la gracia de Cristo, a vivir por encima del pecado (Rom. 6:12–16) y no ceden su voluntad para cometer pecado (1 Juan 3:9; 5:18).
  3. Ser testigo: “Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos” (Hechos 1:8).

Pero, ¿cómo nos llenamos del Espíritu Santo?

“Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu” (1 Corintios 12:13).

“En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su Gloria” (Efesios 1:13, 14).

De los versículos anteriores, aprendemos que recibir/habitar en el Espíritu Santo ocurre en el momento de la salvación. Pero la llenura del Espíritu es un proceso continuo en la vida cristiana que ocurre cuando nos sometemos diariamente a Su dirección.

En Su servicio,
BibleAsk Team

This post is also available in: English (Inglés) العربية (Árabe) हिन्दी (Hindi)

More answers: