¿Cuál es la profecía del hambre en Amós 8?

Total
0
Shares

This answer is also available in: English हिन्दी

La profecía del hambre

El profeta Amós bajo inspiración escribió: “He aquí vienen días, dice Jehová el Señor, en los cuales enviaré hambre a la tierra, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír la palabra de Jehová. E irán errantes de mar a mar; desde el norte hasta el oriente discurrirán buscando palabra de Jehová, y no la hallarán” (Amós 8:11, 12).

El profeta Amós predice claramente un tiempo en el que, debido a la desobediencia repetida, será demasiado tarde para que el pueblo de Israel recurra a la palabra de Dios para evitar sus juicios. A veces, el pesar profundo hace que las personas presten atención a la palabra de Dios. Desafortunadamente, ese lamento a menudo llega demasiado tarde para producir un buen resultado.

Esto es así, no porque el amor de Dios sea ineficaz, sino porque el pecador se ha endurecido tanto en su maldad que sólo desea escapar de los resultados de sus pecados y no arrepentirse de su malvado camino. Ha contristado al Espíritu Santo más allá de toda esperanza de arrepentimiento genuino y transformación de vida (Mateo 12:45; 2 Pedro 2:20-22; Hebreos 6:4-8; 10:26).

Tal era el estado de los antediluvianos que rechazaron los repetidos mensajes de Noé antes del diluvio. Y cuando el juicio de Dios cayó sobre la tierra y enfrentaron su muerte, se lamentaron mucho por su estado perdido (Génesis 6). De manera similar, el rey Saúl desobedeció repetidamente a Dios y, por lo tanto, cometió el pecado imperdonable. Como resultado, ya no podía escuchar la voz de Dios (1 Samuel 28: 6) y sintió pena por su estado perdido.

Cumplimiento del tiempo del fin

En el “día de Jehová”, justo antes de la segunda venida de Cristo, esta experiencia del antiguo Israel en el tiempo de Amós tendrá lugar nuevamente, cuando los impíos, sufriendo bajo las siete últimas plagas (Apocalipsis 15,16), intentarán escapar de los desastres por todos los medios posibles, incluso buscando la palabra de Dios, que previamente habían rechazado. Pero sus esfuerzos no los aliviarán del sufrimiento.

Hoy es el día de salvación

Pronto la misericordia ya no suplicará con los pecadores y el día de la salvación se cerrará. Por eso, el apóstol Pablo exhorta a los creyentes diciendo: “Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones, como en la provocación” (Hebreos 3:15).

De generación en generación ha surgido la misma invitación, invitando a la gente a encontrar el “descanso” del alma en Cristo. El Señor da la súplica repetida: “Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más” (Isaías 45:22). El mundo no puede satisfacer los anhelos del corazón ni puede salvar a nadie. Solo Dios puede salvar y le extiende al mundo una invitación urgente a convertirse en sus hijos e hijas (Mateo 11:28, 29).

En su servicio,

BibleAsk Team

This answer is also available in: English हिन्दी

Subscribe to our Weekly Updates:

Get our latest answers straight to your inbox when you subscribe here.

You May Also Like