¿Cuál don del Espíritu es más importante?

This post is also available in: English (Inglés) العربية (Árabe) हिन्दी (Hindi)

Las Escrituras enseñan que algunos de los dones del Espíritu son más importantes que otros y que debemos desear los más importantes. “Procurad, pues, los dones mejores” (1 Corintios 12:31).

Algunos predicadores carismáticos han hecho del don de lenguas su enfoque principal. Enseñan que los cristianos se salvan solo con la evidencia de hablar en lenguas. Pero el apóstol Pablo aclara que se dan diferentes dones a diferentes personas, y no se espera que nadie tenga todos los dones. Él pregunta en 1 Corintios 12:29, 30: “¿Son todos apóstoles?, ¿son todos profetas?, ¿todos maestros?, ¿hacen todos milagros? ¿Tienen todos dones de sanidad?, ¿hablan todos lenguas?, ¿interpretan todos?” ¡La respuesta obviamente es NO!

De más de 50 ejemplos en la Biblia donde Dios llenó a su pueblo con el Espíritu, solo tres veces las lenguas están ligadas a esta experiencia. Además, cuando la Biblia enumera los dones espirituales, el don de lenguas se encuentra en último lugar en la lista. “Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas” (1 Corintios 12:28).

La Biblia dice, “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley” (Gálatas 5:22, 23). Estos son los frutos que se dan al nacer de nuevo. El Espíritu Santo reparte el don como Él quiere, no como quieren los hombres. “Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere” (1 Corintios 12:11).

Jesús estaba lleno del Espíritu Santo, pero nunca habló en lenguas. Juan el Bautista fue “lleno del Espíritu Santo, aun desde el vientre de su madre” (Lucas 1:15) pero no hay constancia de que habló en lenguas. De los 27 libros del Nuevo Testamento, solo tres hacen alguna referencia al don de lenguas.

Hay un don mayor que el don de lenguas. El Señor dice,

“Mayor es el que profetiza que el que habla en lenguas” (1 Corintios 14:5).

En Su servicio,
BibleAsk Team

This post is also available in: English (Inglés) العربية (Árabe) हिन्दी (Hindi)

More answers: