¿Creó Dios a algunas personas para salvación y a otras para destrucción (Romanos 9:21)?

Total
0
Shares

This answer is also available in: English

Pablo escribió en su carta a la iglesia en Roma, diciendo: “¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra?” (Romanos 9:21). Para entender este versículo con claridad, repasemos el contexto del capítulo:

Promesas condicionales de Dios

En este pasaje, Pablo puede estar aludiendo al pasaje en Jeremías 18:6 donde el profeta declara la naturaleza condicional de las promesas de Dios (Jeremías 18: 7-10). El pacto de Dios con Israel requería su obediencia (Deuteronomio 28). Israel no obedeció. Aunque el evangelio prometió segura salvación a los elegidos de Dios, estos no se encontraron entre los herederos de esta salvación. Israel rechazó al Mesías y lo crucificó. Rechazaron “la justicia que es por la fe” (Romanos 9:30 a 10:21). Aunque ellos fallaron, las promesas de Dios no fallaron (Romanos 9: 6-13). El pacto de Dios se cumplió con el Israel espiritual o la iglesia del Nuevo Testamento (Gálatas 3:26, 29).

Dios les da a los humanos la libertad de elegir (Josué 24:15). Las personas son libres de responder a sus promesas condicionales como lo deseen. Y el Señor simplemente respeta sus elecciones. Dios se reserva la plena libertad de tratar con las personas de acuerdo con Sus condiciones, y no con las de ellos, pero sin interferir con su oportunidad de ser salvos. Él es libre de hacer lo que quiera como el alfarero es libre de hacer lo que quiera con el barro (Romanos 9: 14-29).

Enseñanzas anti bíblicas

Algunos teólogos malinterpretan lo que Pablo está diciendo en Romanos 9:21. Por ejemplo, John Calvin interpretó este pasaje en el sentido de que Dios creó arbitrariamente a algunas personas para la salvación y a otras para la destrucción. Tal concepto del propósito de Dios no está en armonía con las propias enseñanzas de Pablo en otras partes de este mismo libro. Porque Pablo declaró que Dios no tiene acepción de personas (Romanos 2:11). Y enseñó que Dios juzga a cada hombre según sus obras (Romanos 2: 6–10; Romanos 3:22, 23) y salvará a todos los que lo invoquen (Romanos 10:12, 13).

Además, las Escrituras no enseñan que Dios elige a algunos para ser salvos y a otros para perderse, sino que extiende Su salvación a todos por igual (1 Juan 2: 2; 1 Timoteo 2:, 4,6; 2 Pedro 3: 9). El Señor declaró, “todo el que quiera” puede venir a Cristo (Juan 3: 15,16; 4:14; 12:46; Hechos 2:21, 10:43; Romanos 10:13; Apocalipsis 22:17). Dios mostró Su infinita misericordia y justicia en la Cruz. Por lo tanto, nadie debe dudar de su buena voluntad y amor hacia todos. “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16).

¿Qué significa Romanos 9:21?

Pablo simplemente está diciendo que como el alfarero puede optar por hacer un vaso para un propósito noble y otro para un uso más humilde, Dios tiene autoridad sobre las personas y las tratará de acuerdo con Su propio conocimiento y propósitos divinos (1 Corintios 12:11).

Al trabajar por la salvación de la humanidad, Dios considera conveniente permitir que las personas cosechen las consecuencias de sus propias transgresiones. Y lo que Él permite, a menudo se entiende en la Biblia como si Él actuara directamente (2 Crónicas 18:18).

En Su servicio,

BibleAsk Team

This answer is also available in: English

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subscribe to our Weekly Updates:

Get our latest answers straight to your inbox when you subscribe here.

You May Also Like