¿Cómo puedo ejercitar mi fe para saber que estoy perdonado?

Total
0
Shares

This post is also available in: English (Inglés) हिन्दी (Hindi)

¿Cómo utilizo mi fe para recibir el perdón?

Lo primero que debe hacer es confesar sus pecados a Dios y removerlos de tu corazón. Pídele por fe que lave tus pecados y que te dé un corazón nuevo. Entonces, simplemente cree que Él hace esto porque lo ha prometido. “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9). Jesús enseñó que el regalo que Dios nos promete, debemos creer que lo recibimos, y es nuestro. Él dijo, “Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá” (Marcos 11:24).

De los registros de cómo Jesús sanó a los enfermos, podemos entender cómo podemos creer en Él para el perdón de los pecados. En la historia del paralítico en Betesda, el hombre estaba indefenso; “hacía treinta y ocho años que estaba enfermo”. Sin embargo, Jesús le dijo: “Levántate, toma tu lecho, y anda”. El enfermo podría haber dicho: “Señor, si me sanas, obedeceré tu palabra”. Pero no, él creyó la palabra de Cristo, creyó que estaba sano, y se puso de pie de inmediato; quiso caminar, y caminó. Actuó según la palabra de Cristo y Dios le dio el poder.

De manera similar, eres un pecador. No puedes expiar tus pecados pasados; no puedes cambiar tu corazón. Pero Dios promete hacer todo eso por ti a través de Cristo. Confiesas tus pecados a Dios y te propones abandonarlos. Tan seguro como haces esto, Dios cumplirá Su palabra. Por lo tanto, no esperes a sentir que estás sano, sino di: “Yo lo creo; es así, no porque lo sienta, sino porque Dios lo ha prometido”.

Una condición

Hay una condición para la promesa en Marcos 11:24. Eso es que debemos orar según la voluntad de Dios. Es la voluntad de Dios limpiarnos del pecado y permitirnos vivir una vida piadosa. Entonces, podemos suplicar por estas bendiciones y creer que las recibimos, y agradecer a Dios que las hemos recibido. “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu” (Romanos 8:1).

Mantén tu fe

Ahora que estás perdonado, camina con Él día a día y pídele que te dé Su Espíritu y te guarde por Su gracia. El apóstol dice: “Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él” (Colosenses 2:6).

Algunos pueden sentir que deben estar a prueba antes de poder tener fe en la promesa de Dios. Pero todos pueden clamar Su promesa de inmediato. De hecho, para resistir la tentación, deben tener Su poder para superar sus debilidades. Debemos acercarnos a Jesús como somos, indefensos y débiles. Él nos cubrirá con Su amor y nos fortalecerá con Su gracia.

El amor infinito de Dios

Dios no nos trata como nos tratamos unos a otros. Sus pensamientos son pensamientos de misericordia, amor y la más tierna compasión. Él dice, “Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar”. “Yo deshice como una nube tus rebeliones, y como niebla tus pecados; vuélvete a mí, porque yo te redimí” (Isaías 44:22).

Ten fe y no dudes. El Señor declara: “Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia” (Jeremías 31:3). También afirma: “¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti” (Isaías 49:15). Por tanto, ten fe en Dios, tu Redentor. A medida que te acerques a Él con confesión, arrepentimiento y fe, Él se acercará a ti con misericordia y perdón.

En Su servicio,
BibleAsk Team

This post is also available in: English (Inglés) हिन्दी (Hindi)

Subscribe to our Weekly Updates:

Get our latest answers straight to your inbox when you subscribe here.

You May Also Like

¿Cómo es que Cristo es nuestra Pascua?

Table of Contents Cristo nuestra PascuaCristo, el cordero del sacrificioEl papel de la feLa levadura del pecado removidaLa Pascua del tiempo del fin This post is also available in: English…