¿Cómo es que Cristo es nuestra Pascua?

Total
0
Shares

This answer is also available in: English हिन्दी

Cristo nuestra Pascua

Antes de que Dios enviara su última plaga (la muerte del primogénito) sobre Egipto, ordenó que cada familia sacrificara un cordero “sin defecto” y rociara su sangre en “el dintel y en los dos postes” de la puerta de la casa para que el ángel destructor, que venía a medianoche, no entrara en esa morada (Éxodo 12:5, 22, 29).

Moisés instruyó a los israelitas que debían de comer el cordero asado y “panes sin levadura, con hierbas amargas” en la noche (Éxodo 12:8). El Señor declaró, “Pues yo pasaré aquella noche por la tierra de Egipto, y heriré a todo primogénito en la tierra de Egipto, así de los hombres como de las bestias; y ejecutaré mis juicios en todos los dioses de Egipto. Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis; y veré la sangre y pasaré de vosotros, y no habrá en vosotros plaga de mortandad cuando hiera la tierra de Egipto” (Éxodo 12:12,13).

En conmemoración de esta gran liberación, los israelitas debían celebrar una fiesta cada año por el resto de las generaciones futuras (Éxodo 12:14). En esa fiesta, debían repetir a sus hijos la historia de esta gran liberación (v. 27). El primogénito tanto del hombre como de la bestia le pertenecían al Señor, y solo mediante un rescate podían ser comprados de nuevo. Esto era en reconocimiento de que cuando el primogénito en Egipto fue asesinado, el primogénito de Israel fue salvo gracias al sacrificio expiatorio (Números 3:13).

Cristo, el cordero del sacrificio

El cordero del sacrificio representa “el Cordero de Dios”. Pablo escribió, “Nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros” (1 Corintios 5:7). No bastaba con que se sacrificara el cordero pascual; su sangre debía ser rociada sobre los postes de las puertas. De igual manera, los méritos de la sangre de Cristo deben aplicarse al alma. Todos los que aceptan el regalo de la salvación por medio de Jesucristo, a través de la fe, son hechos puros “así como él es puro” (1 Juan 3:2, 3).

El papel de la fe

Los creyentes deben tener fe, no solo deben creer que Cristo murió por el mundo, sino que murió por cada uno individualmente. Ni siquiera es suficiente que crean en Cristo para el perdón de los pecados; deben diariamente recibir fuerza por medio de la fe y a través de su palabra para vencer el pecado (Juan 6:53, 54). Jesús explicó, “Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida” (Juan 6:53). Jesús vivió la ley de su Padre. De la misma manera, los creyentes deben compartir su experiencia.

La levadura del pecado removida

Así como no debía haber levadura en las casas de los israelitas durante la fiesta, de la misma manera, la levadura del pecado debe ser quitada de la vida de los cristianos. Pablo escribió a la iglesia de Corinto: “Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad” (1 Corintios 5:7,8).

Por obediencia, los israelitas debían dar evidencia de su fe. Entonces, por los méritos de la sangre de Cristo, los creyentes deben darse cuenta de que tienen un papel que desempeñar para asegurar su salvación. Mientras que solamente Cristo quien puede redimir a todos de la pena del pecado, los creyentes deben ofrecer obediencia a través de su poder habilitador. El hombre debe ser salvo por la fe, no por obras; pero sus obras deben mostrar fe (Santiago 2:18). Dios ha dado a Su Hijo a morir como expiación por el pecado; y ahora el hombre debe cooperar con Dios; debe creer y obedecer todos sus mandamientos.

La Pascua del tiempo del fin

Al final de los tiempos, el ángel destructor tendrá una misión terrible, y solo se salvarán aquellos que hayan abandonado la levadura del pecado y hayan vivido de acuerdo con los principios de la santidad (Ezequiel 9:1-6); Apocalipsis 7:1-3; 14:1-5). La iglesia de Dios tiene que ser una iglesia pura (Efesios 5:27). Debe estar completamente libre de toda corrupción (Mateo 5:48; Efesios 1:4; 5:27). Y por último, debe estar cubierta por la sangre de Jesús, el Cordero pascual anti típico.

En su servicio,
BibleAsk Team

This answer is also available in: English हिन्दी

Subscribe to our Weekly Updates:

Get our latest answers straight to your inbox when you subscribe here.

You May Also Like

¿Puede un cristiano perder su salvación?

Table of Contents ¿Puede un cristiano perder su salvación?La necesidad del arrepentimientoLa necesidad de perdonar a los demásConclusión This answer is also available in: English हिन्दी ¿Puede un cristiano perder…

¿Para qué somos salvos?

Table of Contents ¿Para qué somos salvos?El deber del hombreEl estándar de juicioDios da el poder para cumplir su voluntad This answer is also available in: English हिन्दी¿Para qué somos…